Sinopsis

El Río Atrato, al que llega la selva sedienta, está enfermo, lo está matando la draga, la tala, la coca y la violencia. Hombres y mujeres de todos los colores, emprenden una travesía para no dejarlo morir, saben que reconocerle vivo es una manera de hacer justicia. Después de mucho remo, logran, una revolución jurídica, por primera vez en Colombia y por tercera en el mundo, el Atrato es reconocido como Sujeto de Derechos por la Corte Constitucional en la Sentencia T-622 de 2016. 

El Atrato atraviesa la historia del Chocó y en sus caminos de agua, los pueblos se han detenido varias veces a escucharle y contarle sus secretos, esos secretos de indios, negros y mestizos que desde tiempos remotos vienen navegando y que también se siguen yendo, agua arriba y agua abajo. 

El Río Atrato es música, habla, se expresa y se comunica con nosotros. Si cerramos los ojos y nos concentramos, podremos percibir en su susurro, que su vida es también la nuestra y entonces tendremos que defenderlo

Atrato soy. Descubre los sentidos del agua.